Para qué sirven los cuencos de cuarzo

La terapia vibracional o, dicho de otra manera, la terapia con cuencos de cuarzo, ha demostrado resultados asombrosos. De todas maneras, si se está en un tratamiento médico convencional por alguna dolencia, este no se debe abandonar.

Es más, la medicina convencional y la terapia vibracional se complementan con excelentes resultados.Es así como, cada vez más, los médicos occidentales recomiendan a sus pacientes acudir a la “vibroterapia” como un excelente coadyuvante para sanar las dolencias.

Los cristales de cuarzo tienen una vibración regular y constante. Su estructura molecular interna adopta la forma de espiral de una manera bien similar a la estructura del ADN de las células del organismo humano.

Las ondas de sonido que emanan de estos cuencos de cuarzo son puramente sinusoidales, a la vez que las ondas mismas se dispersan (en el buen sentido de la palabra) en todas direcciones, esto es, de manera multidireccional.

paraquesirvenloscuencosdecuarzoEs tan grande el poder de estas ondas, que el sonido por ellas generado se puede escuchar a un kilómetro de distancia respecto del sitio donde el cuenco ha sido “tocado”.

Además, el sonido mismo puede durar varios minutos incluso. Acá es necesario aclarar que no se trata de un eco, sino de un sonido puro y genuino.

El factor multidireccional de esta “música divina” hace que el paciente perciba los sonidos de una manera bien particular.
Es usual escuchar a los afortunados que han hecho uso de esta terapia, decir que “pareciera que se escuchara primero en un oído, luego encima del cuerpo, después en el piso, para terminar escuchando en el otro oído”.

Esta fascinante particularidad es la que hace que la terapia con los cuencos de cuarzo, disponga al afortunado paciente para la apertura de un equilibrio físico, mental, espiritual y emocional.

Los beneficios son múltiples en la vibroterapia con estos instrumentos de cuarzo. Se utiliza para el síndrome de fatiga crónica, la bulimia, la anorexia, la depresión, el síndrome de Down, los cálculos renales, las fobias y un verdadero sinnúmero de dolencias más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s