como sanan los cuencos de cuarzo

En el fascinante tema de los cuencos de cuarzo, se puede apreciar un escenario que podría parecer algo paradójico puesto que, de un lado, se trata de una práctica ancestral y desconocida por la gran mayoría de los occidentales.

Y, de otra parte, la ciencia se ha ocupado desde hace algunas décadas de estudiar las razones por la cuales sus vibraciones generan una sensación tan particular en los afortunados que las perciben.

Una disciplina científica tan “sofisticada” como la Física Cuántica es, tal vez, el área de la ciencia que más se aparta de los rígidos principios establecidos por el método de investigación científica tradicional.

Es, por tanto, la que más se ha acercado y hasta ha reconocido, casi que oficialmente, muchos de los principios fundamentales de religiones y filosofías ancestrales de las culturas milenarias de Asia.

lacienciadeloscuencosdecuarzoEs así como, por ejemplo, desde la antigüedad se sabía que el Universo vibra permanente e incesantemente. Casi que se podría decir que el universo mismo es vibración.

Hoy, la Mecánica Cuántica se debate entre teorías (acertadas, por demás) que llegan a sostener, incluso, que las partículas subatómicas que componen la “supuesta materia”, son realmente ondas y no materia precisamente.

Parece sorprendente el hecho de que los principios básicos de filosofías de hace miles de años, se hayan adelantado con tanta precisión sobre la verdadera realidad del Universo, sus vibraciones y las vibraciones mismas del ser humano.

Resulta, pues, que el sonido que producen los cuencos de cuarzo tiene un sorprendente poder de sanación física y espiritual.

Pero, ello no sucede por el denominado “efecto placebo” ni porque lo hubiesen asegurado Buda, monjes tibetanos, ni nada por el estilo.

Sucede, realmente, porque las vibraciones de sus sonidos armonizan las vibraciones mismas de las áreas enfermas del cuerpo humano (y de la mente).

El maravilloso e “hipnótico” efecto de los sonidos de estos objetos de cuarzo no es ya, entonces, producto de un “aceptar a ciegas y sólo por fe” sino, más bien, producto de una realidad universal: todo es vibración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s